facebooklinkedingyoutubetwittertwitterinstagramicon
Phone+34 91 512 34 88 / Phone+34 91 794 46 54

La economía colaborativa llega a la organización de eventos

 

Algo está cambiando. En un tiempo de crisis mundial y de falta valores, una nueva tendencia que apuesta por la responsabilidad y las relaciones colaborativas están renovando obsoletos modelos sociales.

Cada vez, más personas y empresas ven en ello un carril para reconducir la dirección negativa que lleva el mundo en algunos aspectos. Entran conceptos como la sostenibilidad y la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) que, promovidos por aquellos que creen que se pueden hacer las cosas de una manera más responsable, han apostado por filosofías que aboguen por comportamientos que aporten beneficios tanto a nivel social como medioambiental. Las empresas invierten en acciones sociales y trabajan la venta desde la reputación y la buena imagen, las llamadas “smartcities” apuestan por la sostenibilidad y la protección del medioambiente, además de buscar una gestión pública transparente.

En este sentido, la manera en la que consumimos también está cambiando. Cansados del ritmo consumista occidental, la innovación y las nuevas tecnologías nos ofrecen posibilidades nuevas de economía colaborativa en las que vendedor y comprador entablen una nueva relación basada en el consumo colaborativo. Dentro de este marco, el “crowdfunding” o micromecenazgo se ha convertido en una de las principales vías de financiación de grandes proyectos que han salido adelante gracias a este sistema. Miles de personas financian proyectos en los que están interesados mediante la cooperación colectiva.

¿Quieres aprender a diseñar eventos responsables? Apúntate al Máster en Organización Integral de Eventos

Los eventos, que abanderan la sostenibilidad como parte fundamental de su plan de producción, abren la puerta también a la economía colaborativa. Plataformas como Airbnb ya ofrecen mapas de alojamiento para los asistentes a un evento en concreto, las páginas de los eventos incluyen algún widget a este tipo de servicios de alojamiento colaborativo. Estudiantes de la Universidad Carlos III han desarrollado FestRush, una app de crowdfunding para eventos con la que promotores puedan llevar a cabo eventos para los que no tienen financiación y que ponga en común a proveedores y artistas interesados.

El sector de los eventos, en donde la innovación es la tendencia y la sostenibilidad es un apartado indispensable, el cambio en los modelos de financiación y la relación entre promotor, proveedor y consumidor también va cambiando y girando hacia un futuro más saludable y beneficioso.