facebooklinkedingyoutubetwittertwitterinstagramicon
Phone+34 91 512 34 88 / Phone+34 91 794 46 54

España es referente en la organización de festivales de música

Este fin de semana se celebra en Murcia el festival Warm Up inaugurando la época festivalera en España, un periodo que dura hasta Octubre.

España se ha convertido en el primer referente en la producción de festivales. En los dos últimos años, los festivales organizados en España han aumentado un 15% llegando actualmente a 869 festivales con 3,5 millones de asistentes en total. La industria del entertainment & media está experimentando un crecimiento vertiginoso y se está consolidando como uno de los motores de la economía del país, dejando una facturación de 269,2 millones de euros en 2017. Estos datos, extraídos de Oh, Holy Festivals, el primer Observatorio de Patrocinio de Marcas en Festivales elaborado entre Neolabels y Ticketea, ponen sobre la mesa la afirmación de que la música tiene una nueva y joven industria cada vez más especializada y consolidada.

¿Quieres aprender a diseñar un festival? ¡Conviértete en un especialista en la producción de espectáculos!

Los festivales son eventos culturales y de entretenimiento que atienden a públicos muy diversos y que ofrecen propuestas muy diferentes. Las marcas han visto en el patrocinio una manera de publicidad altamente efectiva, no solo incrementa las ventas sino la fidelización y la buena imagen de la marca aumentan de manera muy positiva. Esto ha creado una nueva forma de relación entre las marcas y los consumidores, que buscan experiencias de marca y no dudan en convertirse en grandes leads si la marca les ofrece algo diferente.

Además, nuevas vías de promoción se abren gracias a las redes sociales. Ya no son solo los medios los encargados de la difusión de los festivales, los propios asistentes comparten contenido de manera constante a través de sus perfiles de redes sociales viralizando el contenido y contribuyendo a la construcción de una identidad. Marcas como Primavera Sound o BBK no son solo un nombre de festival, es una identidad, un colectivo y unos valores compartidos por los propios asistentes.

Dedicarse a la industria del espectáculo es trabajar en un sector con una gran exigencia en donde la pasión por crear emociones y las ganas de crear una industria profesional y cualificada son el motor fundamental.