facebooklinkedingyoutubetwittertwitterinstagramicon
Phone+34 91 512 34 88 / Phone+34 91 794 46 54

Madrid, 25 de junio de 2010

Fuente: revistaorganiza.com

samplingEn un mundo de consumidores escépticos que ya lo han visto todo, la publicidad masiva tradicional pierde poco a poco su efectividad. Varias técnicas (marketing viral, guerrilla marketing, product placement, showmercials, advertainment, etc.) y varios soportes publicitarios (pantallas en los supermercados o gasolineras, carteles en los lavabos, palabras clave en Internet, publicidad en el móvil, etc.) están intentando llenar el vacío, pero ninguno lo ha conseguido del todo y probablemente nunca lo hará. El marketing que utiliza decenas de herramientas distintas, en lugar de un solo anuncio de TV, ha venido para quedarse. Una de estas herramientas es el sampling.
Cuando el consumidor es indiferente a los mensajes publicitarios, la mejor forma de convencerle de que consuma un producto o servicio es invitarle a probarlo. Es una táctica tan vieja como el marketing, más relevante que nunca cuando el consumidor ya tiene todo lo que necesita. Si el consumidor no va a buscar el producto, el producto irá a buscar al consumidor.
 
Desde un punto de vista práctico, sampling es el arte de hacer llegar el producto al cliente. Es curioso que, cuando el anunciante quiere regalar el producto, no le resulta fácil: hay que encontrar el target, el momento y el lugar adecuado para hacerlo, resolviendo los múltiples aspectos logísticos que conlleva.