facebooklinkedingyoutubetwittertwitterinstagramicon
Phone+34 91 512 34 88 / Phone+34 91 794 46 54

El minimalismo como tendencia

03 de septiembre de 2009

¡Céntrate en lo esencial!

El minimalismo es la tendencia a reducir a lo esencial. El término minimalista, en su ámbito más general, se refiere a cualquier cosa que se haya desnudado a lo esencial, despojada de elementos sobrantes, o que proporciona solo un esbozo de su estructura. Se puede aplicar a la vida reduciendo las pertenencias físicas y necesidades al mínimo.

Demos un repaso por los asuntos fundamentales en tu vida:

1.Posesiones:Mira a tu alrededor, en el trabajo y en casa. ¿Todo lo que posees es importante? ¿Puedes deshacerte de cosas y quedarte sólo con lo que realmente importa? Revisa con vigor reduciendo gradualmente hasta lo justo para la vida que quieres llevar. Pensemos por ejemplo cuando nos vamos de viaje y hacemos el equipaje. Las ventajas de viajar con poco equipaje son numerosas: seguridad, economía, flexibilidad, serenidad e incluso ecología.


Reducir tus posesiones será una pérdida de tiempo si luego compras muchas más. Lo importante es estar satisfecho con la vida, no con las cosas, y en consecuencia reducir tus necesidades.

2.Comprar: Reducir tus posesiones será una pérdida de tiempo si luego compras muchas más. Lo importante es estar satisfecho con la vida, no con las cosas, y en consecuencia reducir tus necesidades. Si no usas tus compras para satisfacer otras aspiraciones sólo comprarás lo que realmente necesitas. Como esas personas que están satisfechas con su vida y no necesitan ni quieren “desconectar” un mes seguido para descansar. Reparten las vacaciones en períodos cortos durante el año, una tendencia que se va afianzando.

3.Comer: ¿Cuánto necesitas para comer? ¿Necesitas el plato enorme de patatas fritas con queso? ¿Los nachos a rebosar? ¿Todas esas porciones de pasteles? ¿Todos esos cafés con crema? A menudo la respuesta es no. Omite la comida innecesaria y haz que todo lo que comas cuente - haciendo que tu comida sea rica en nutrientes, fibra, saludable y saciante.

4.Hacer: Haz menos. Enfócate en que todo lo que hagas cuente. Mira tu lista todo e identifica lo que es realmente importante. O mejor, examina tu vida en el trabajo en general y mira si estás haciendo realmente que cada día cuente. Omite la actividad innecesaria. Recientemente comentaba en el blog que, “la gestión eficiente de la existencia tiene más que ver con dejar de hacer y de perseguir lo que NO queremos que con organizarnos mejor para conseguirlo”.

5.Objetivos: ¿Realmente necesitamos 101 objetivos? ¿Podemos apañarnos con sólo unos pocos, o incluso uno? Si te enfocas en menos puedes volcarte realmente en ello. Volvemos a recordar algo que ya comentamos antes por aquí: si reducimos objetivos conseguiremos más con menos aplicando las 3 técnicas de productividad zen.


Siempre es útil examinar lo que hacemos, cómo lo hacemos, y si realmente necesitamos hacerlo.

6.Lo que produces: Si produces algo, ya sea escribir, componer, programar o hacer ropa, observa si puedes simplificar y mantenerlo más enfocado. Si creas un página web, ¿puedes darle un único propósito, con una sola llamada a la acción? ¿Puedes hacerlo con tu escrito o tú música? Averigua qué propósito es y modifica sin piedad para que todo lo que quede cuente. Por ejemplo, mira tu blog: ¿qué te propones con él que puedas describir en 6 palabras? ;-)

7.El resto de tu vida: En todo lo que hagas, observa si puedes aplicar estos principios. No hay que obsesionarse, naturalmente, pero siempre es útil examinar lo que hacemos, cómo lo hacemos, y si realmente necesitamos hacerlo.