facebooklinkedingyoutubetwittertwitterinstagramicon   

Phone+34 91 512 34 88 / Phone+34 91 794 46 54

El regidor de espectáculos

César Rodríguez Zappa, regidor, road manager, fotógrafo y profesor de ESODE acaba de publicar su primera novela “Durmiendo en tu mano” y prepara la exposición de fotografía de directos “Desde detrás del escenario”.  Este madrileño ha trabajado con grandes artistas de talla nacional e internacional y en la actualidad, además, trabaja con compañías de danza contemporánea y tango.
Desde el origen de las representaciones escenográficas ha existido la figura del Regidor. Al principio escondido entre las candilejas, abovedado en el interior de su concha a pie de escena se le conocía como el Apuntador. Su misión era como su nombre indica pasar la obra con los actores e ir recordando o “apuntando” los pequeños olvidos o descuidos. Con el paso del tiempo, la aparición de  gran número de dramaturgos, actores y la variedad de espectáculos, la estructura del teatro fue modificándose hasta que el papel del apuntador quedara obsoleto y se requiriera la aparición de alguien que desde fuera del escenario pudiera controlar todo lo que aconteciera sobre la tabla. Así nació el Regidor. 
En la actualidad, los Regidores nos ocupamos de organizar los ensayos, planificar la puesta en escena guiándonos con el libro de regiduría, lanzamos el proyecto del director sobre el escenario y nos encargamos de que todo salga como ha sido pactado. Respetando los tiempos, dando la entrada a los intérpretes y a los diversos equipos que componen el elenco técnico. 
Dependiendo del tipo de espectáculo y del espacio donde lo vamos a desarrollar, el Regidor tendrá que adaptar el guión y plano establecido a los recursos reales con los que contara a la hora de subir el telón. No es lo mismo llevar un ballet al Teatro Real, que instalar un escenario en una plaza pública y prepararlo para la representación. A su vez, los regidores también salimos de gira con nuestras compañías y esto supone una nueva adaptación cada vez que llegamos a una ciudad distinta.  
Cuando el regidor se ocupa de un grupo musical en gira, se le conoce con el nombre de Road Manager. Esta figura se ocupa de cruzar los Rider con la nueva sala o teatro, adaptar las necesidades de su compañía a los recursos del nuevo espacio, realizar una hora de ruta con el timing de salida, pruebas de sonido y ensayos, representación y desmontaje. Cada hoja sirve solo para un único día, salvo en caso de haber varias funciones en la misma semana sin cambiar ubicación. Si son galas al uso en gira, los recursos varían y se tendrá una nueva hoja para cada actuación. Los tiempos cambiaran dependiendo de la distancia entre ciudades y los horarios de actuación.
El Regidor Técnico se ocupara de organizar los montajes de eventos o de estructuras para actuaciones y deberá tener en cuenta la entrada de los diferentes equipos. Preparando un timing que trabaje correctamente para que todo el elenco pueda realizar sus tareas sin entorpecerse unos a otros. No sirve de nada citar a los de luces sin tener instalado el Truss. Por ello se tendrá que tener en cuenta la disposición sobre el plano de cada una de las técnicas para que vayan siguiendo una cronología adecuada. Comenzando con el personal que monte la estructura y planchada del suelo, terminando por los equipos de decoración y backline. Muchas veces los equipos chocaran en el montaje y la labor del regidor (en gira Tour Manager) será la de mediar y proponer soluciones. Se le considera la autoridad en los montajes y por ello debe de estar a la altura de esa competencia. 
El Regidor Global de un evento, o Coordinador de Equipos, tendrá la tarea de organizar en el espacio asignado por la empresa lo estipulado en los planos. Situándose en el lugar para no llegarse a error planificara las ubicaciones exactas de los componentes escenográficos, corpóreos, de marca, etc. Realizando un timing de los equipos técnicos y artísticos, dotando a cada zona de un responsable. Cualquier interacción sobre el escenario (conferencia, charla, presentación), se tratara de la misma manera que si fuera una representación artística, teniendo en cuenta que las personas que salgan a nuestro escenario pueden no tener la experiencia de un artista moviéndose entre cajas y tendremos que guiarles con más atención. Recordando los componentes técnicos, tales como cables, patas de estructuras y focos a alturas de impacto que pueden no tener en consideración. 
Durante el montaje y desmontaje mantendremos una línea de prevención de riesgos, obligando al personal a adoptar las medidas de seguridad oportunas sin objeciones. Como el evento se realizara en un espacio seguramente no destinado a estos menesteres tendremos en cuenta que con probabilidad no estará dotado de medidas para garantizar un trabajo del todo seguro. Nosotros tendremos que adaptar nuestro montaje al espacio y llegar a eliminar alguna acción si no tenemos una certeza de seguridad.
Siempre que nos ocupemos de un espectáculo o evento en calidad de regidores, tendremos en cuenta que nuestro trabajo es el de controlar todo lo que vaya a suceder en él, desde nuestra posición en la sombra, entre cajas. Las personas, materiales y la marcha del show, van a ser de nuestra competencia. Mantengamos una línea cordial y en la medida de lo posible relajados, disfrutemos del espectáculos y… ¡Prevenidos, cinco minutos!